Hoy en día, en el mercado se encuentran numerosas impresoras 3D,  dependiendo de la marca o fabricante, la calidad y las características varían de uno a otro.
Qué debemos tener en cuenta a la hora de escoger una impresora 3D, sobretodo para los principiantes:
1: El volumen de la impresión.
Se refiere al volumen o la área de impresión de la impresora. Y dependiendo de volumen de impresión, varía mucho el precio. Por lo tanto, hay que tener claro qué uso le darás.
2: La compatibilidad de filamentos/ material de impresión de la impresora.
No todos los filamentos son compatibles con la impresora. Por ejemplo, ciertos filamentos que NO necesitan una base caliente/heatbed como PLA, Madera y Flexible, etc. Mientras que otros materiales como el ABS o Nylon,  que pueden ser interesantes por su mayor resistencia, necesitan una superficie de impresión que se caliente, de esta forma se consigue una mejor adherencia que evitará posibles deformaciones. En resumen, según el material que vas usar, escoger una con cama caliente o no.
 filamentos
3.La velocidad de desplazamiento de los ejes, el espesor de la capa y la precisión de la impresión.
Estos tres elementos están muy relacionados. Ya que si la precisión es muy alta, hace que el espesor sea más fino y la velocidad se reduce, pero el acabado del modelo es muy bueno en cuanto a textura (tacto) y nivel visual.
4.El requerimiento del software.
Normalmente el software de impresión 3D es compatible con sistemas operativos Windows, Max OX y Linux. Y el formato de archivo suele ser STL o Gcode.
5.El diámetro de la boquilla.
Si quieres que la pieza/ el modelo imprima rápido, puedes usar la boquilla grande  de 0.8mm. Sin embargo, si quieres que la pieza tenga mejor acabado y mejor definición, recomendamos que uses de 0.4mm. Normalmente, las impresoras de mayor volumen suelen utilizar boquillas más grandes.
6.El diámetro de los filamentos.
Se distingue en dos: 1.75mm y 3.0mm. Los filamentos de 3.0mm, el extrusor suele ser más ligero y con precisiones más altas, pero, la frecuencia de producir el efecto “encordado” es más alta durante la impresión. Sin embargo, los de 1.75mm, presenta mejor definición y mejor acabado. En conclusión, los filamentos de 3.0mm son adecuados para las impresoras 3D de mayor volumen, ya que las piezas son de mayor tamaño. Mientras los filamentos de 1.75mm suelen estar enfocados para las impresoras pequeñas y/o medianas, donde sus aplicaciones están relacionadas en los campos de diseño de producto, modelado 3D,animación, educación, etc…